El escándalo judicial que involucra a la versión española de ‘Pasapalabra’

Luego de que los fans de Pasapalabra recibieran la mala noticia de que el ciclo quedaba fuera de la programación del Trece producto del aislamiento social preventivo decretado por el gobierno, una nueva mala noticia golpea al ciclo. La productora holandesa, dueña de la idea, demanda a Atresmedia por una presunta infracción de los derechos de propiedad intelectual y de competencia desleal respecto a «El Rosco».

Cuando hace 20 años el formato llegó a España para empezar a emitirse en Antena 3, fue gracias al acuerdo de la cadena con la productora británica ITV, poseedora de sus derechos que  ya incluía el formato de «El Rosco» dentro del formato. Pasados los años esta productora quiso coproducir el programa y aumentar el precio de los derechos pero MediaSet no aceptó y siguió adelante con el proyecto como propio.

Anuncios

Sorpresivamente, ITV acusó a la televisora española de plagio al formato, así como de infringir los derechos de propiedad intelectual sobre el mismo y también sobre el título. Y tras sentencias, recursos de ambos lados y peticiones de cese de emisiones, el caso se cerró en octubre de 2019, cuando el Tribunal Supremo le dio la razón a la productora británica, ordenando el cese inmediato de sus emisiones.

Por otro lado, en su demanda por presunta infracción de los derechos de propiedad intelectual y de competencia desleal, la holandesa MC&F solicita medidas cautelares para impedir la emisión de la nueva etapa de Pasapalabra que se emitiría próximamente en Antena 3.

 

Anuncios

Deja un comentario