¡Crece la polémica! El true crime que genera indignación

ALERTA DE SPOILER. Sin dudas el true crime es uno de los géneros que más ha crecido en los últimos años. Pero el estreno de “Por Mandato del Cielo”, el pasado 10 de agosto en Star+, desató una fuerte polémica y una catarata de críticas por parte de los mormones, ya que la miniserie aborda los cruentos asesinatos cometidos por fundamentalista en los ochenta. Esto ha incomodado a los devotos, que aseguran que la producción presenta una versión “tergiversada” de su religión.

La ficción está inspirada en la obra homónima de John Krakauer, que relata el sangriento asesinato de Brenda Wright Lafferty y su pequeña hija de quince meses, que tuvo lugar en 1984, en un suburbio de Salt Lake City (Utah). Ya cuando se publicó el libro en 2003, la iglesia emitió una denuncia contundente, llamándolo «una bofetada en el rostro de los Santos de los Últimos Días modernos (como se autoproclaman los mormones) y un malentendido de la religión en general».

Anuncios

Pero, las críticas de la iglesia mormona sólo alimentaron las ventas de ‘Por mandato del cielo’ hasta convertirlo en un best seller y uno de los libros más leídos sobre la fe mormona. Por otro lado, la serie se centra también en la presión a la que se ven sometidas las mujeres mormonas para asumir roles domésticos tradicionales y apoyar ciegamente a sus «poseedores del sacerdocio», o sea, sus esposos.

En la serie, la investigación que dirige un detective mormón, lleva a determinar que los responsables del crimen son los Lafferty, los familiares del esposo de la víctima, miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Y es que los hermanos habían adoptado, tras la muerte de su padre Ammon, un mormonismo aún más radical del que fueron criados, en forma de una secta disidente conocida como “la Escuela de los Profetas”.

La primera gran víctima de esta radicalización fue Brenda Lafferty, la esposa de Allen, y ex locutora de Tv, también mormona. Sin embargo, su visión más progresista de la religión chocaba con las opiniones más fundamentalistas de los hermanos de su marido, de ahí la decisión de “eliminar a ella y su hija en el nombre de Dios”.

Anuncios

Deja un comentario