La estremecedora película sueca basada en hechos reales que desató una fuerte polémica

A principios de septiembre se estrenó en Netflix una película sueca, basada en hechos reales, que ha ido escalando en el top ten mundial de lo más visto en el mundo, y hoy en día no sólo se ha convertido en un auténtico furor, sino que también desató un fuerte debate.

“Un día y medio” comienza siguiendo a Artan, un inmigrante en Suecia que decide irrumpir en la clínica donde trabaja su ex esposa, Louise. En el lugar, no se lo permiten, así que él saca un arma. Finalmente, Artan logra encontrarse con su ex y la apunta con el arma en la cabeza para que revele en dónde se encuentra la pequeña hija de ambos, Cassandra, de quien ella tiene la custodia. Ante el aterrador escenario, un policía llamado Lukas, interviene para negociar y apaciguar la situación. El oficial lo logra con un trato inusitado para evitar que dispare.

Anuncios

Poco después, Lukas está al volante de un auto mientras Artan apunta con el arma a Louise como rehén en el asiento trasero. El vehículo tiene como destino a la casa del padre de ella. Y es que afirmó que Cassandra está alojada ahí. Sin embargo, una flota policial los sigue, mientras atraviesan espectaculares paisajes rurales, pero cada parada que hacen trae una amenaza.

Para calmar a Artan en el trayecto de un día y medio, Lukas comparte secretos de su vida y revela tener cosas en común. A la par, salen a flote las historias que los llevaron a este extremo. Esto generó que se vuelva. Poner a generar un fuerte debate en las redes y los medios sobre los divorcios conflictos y los hijos utilizados como rehenes.

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *