Esposa Joven: Un asesinato que cambia todo

Desde que la farsa de de Devran y Behiye quedó al descubierto, las cosas en «Esposa Joven» han ido de mal en peor. Lejos de descomprimirse la situación de Melek y Zehra, en estos últimos días han atravesado un gran derrotero que tuvo su punto máximo el jueves pasado, cuando Devran mató a Azad. Ahora su puerta de escape se cerró, además del dolor que les provocó la muerte del el único Kirman que las protegió.

Zehra esta semana logró escapar de la red de trata que la había secuestrado y vendido, para cobrarse una deuda de juego de Alí. Pero su escape fue un golpe de suerte. Los esfuerzos que Melek y Azad hicieron para que la liberen, no fueron suficientes. Por lo que mientras Zehra era trasladada en auto junto al hombre que la había «comprado», ella forcejeó con el chofer, chocaron y al quedar ella inconsciente, sus captores pensaron que había muerto y la abandonaron. Así es, como luego su madre y Azad la ayudan a salir del vehículo accidentado y Zehra regresa a casa.

Anuncios

Por su parte Melek, un poco tarde, le confesó a Azad que nunca había dejado de amarlo. Incluso, había accedido al deseo de Zehra y, en vez de mudarse a Estambul iban a irse a Adana, que está mucho más cerca de Harmanli y de esa manera Azad iba a seguir estando en sus vidas.

Pero, los protagonistas destacados de la semana fueron, sin dudas, Devran y Azad. Devran continuó con su plan de quitarle todo el dinero y las propiedades a los Kirman y, de hecho ya tiene todos los papeles. Pero, cuando Azad descubre esta maniobra, cometió el error fatal de advertirle a su primo que lo iba a hacer pagar ante la justicia. Viéndose acorralado, sin resignarse a perder, Devran lo mata de un disparo, no sin antes recordar las cosas que habían compartido juntos de niños y adolescentes. Además, si bien él mata a Azad, incrimina por este hecho a Alí, que estaba en ese momento junto a Azad, pero inconsciente. 

Por el comportamiento que Alí tuvo este último tiempo, secuestro de Zehra, recaída en el juego y las drogas y el robo de joyas a madre Nujin, a nadie le parece descabellado que haya sido él quien mató a su hermano. Por eso todos caen en la trampa de Devran y descreen de las palabras de Alí, quien jura una y mil veces que no mató a Azad.

Muerto el recientemente designado jefe de la familia Kirman, Azad, habrá que ver cómo se acomodan las piezas ahora, más con el inminente regreso de Devran, Behiye y Leyla a la mansión.

Anuncios

Deja un comentario