La íntima confesión de Flor Vigna: “Me animé a…”

En esta cuarentena, Flor Vigna sube con frecuencia videos en los que les habla a sus seguidores de la importancia de estar bien con uno mismo y mirar hacia el interior de cada uno.

View this post on Instagram

Estas vacaciones fueron una de las veces que más salí de lo automático, me anime a decidir algo distinto , elegí cambiar la maldita receta de hacer y hacer sin descanso. Me fui pocas veces de vacaciones, no les daba prioridad , no me eran “necesarias “. Pero dsp de esta les quiero dar más lugar en mi vida .Me abrió la cabeza , jugué , me emborrache , lloré, ví paisajes hermosos y comi comidas sabrosas. Me enamoré perdidamente de todas mis amigas y amigos. Tuve momentos sagrados frente al mar visualizando y contemplando simplezas y grandezas. Que bueno fue no hacerle caso a mi antigua Flor. Cuanto me puedo cerrar el traste a mi misma , cuanto puedo sorprenderme desafiando creencias propias que me limitan , cuanto puedo descubrir del afuera y del adentro. Hoy me toca desde casita y la verdad me late más la de la playa y amigos , pero esta , esta me esta dando alta revolución interna . Todo está destinado a la transformación.Hoy me estoy animando a abrazar esa metamorfosis que arranco hace ya algún tiempo . Cada día soy más consciente de lo que amo, de lo que quiero llenar esta gran película de la que soy protagonista y responsable ♥️✨

A post shared by FLOR VIGNA (@florivigna) on

Anuncios

Sin embargo, en las últimas horas, publicó un video de sus últimas vacaciones con una sentida e íntima confesión: “Estas vacaciones fueron unas de las veces que más salí de lo automático. Me animé a decidir algo distinto, elegí cambiar la maldita receta de hacer y hacer sin descanso”.

Luego continuó: “Me fui pocas veces de vacaciones, no les daba prioridad, no me eran ‘Necesarias’. Pero después de esta, les quiero dar más lugar en mi vida. Me abrió la cabeza. Jugué, me emborraché, lloré, vi paisajes hermosos y comí cosas sabrosas. Me enamoré perdidamente de todas mis amigas y amigos”.

“Tuve momentos sagrados frente al mar visualizando y contemplando simplezas y grandezas. Qué bueno fue no hacerle caso a la antigua Flor. Cuanto me puedo cerrar el traste a mi misma. Cuánto puedo sorprenderme desafiando creencias propias que me limitan, cuánto puedo descubrir del afuera y del adentro”, continua Vigna.

Y finaliza: “Hoy me toca desde casita, y la verdad me late más la playa y amigos, pero esta, esta me dando alta revolución interna. Todo está destinado a la transformación”.

Anuncios

Deja un comentario