Karina, la Princesita: la nueva vengadora

Para los que tenemos mucha memoria, allá por los años ochenta, el Canal 9 de Alejandro Romay emitió una serie australiana que hizo mucho ruido: «La vengadora». Stephanie Harper, una cuarentona millonaria, se enamoraba de un joven tenista del que todos sospechaban que estaba con ella por su fortuna.

Greg era fanático de la cacería de cocodrilos y entre otras «virtudes» engañaba a Stephanie con su mejor amiga. Su plan era casi perfecto, en el medio de la luna de miel, llevaba a su mujer a conocer el pantano del lugar donde se alojaban y la empuja a los cocodrilos.

Anuncios

Los animales atacaban a nuestra heroína pero milagrosamente se salvaba y gracias a un cirujano que la reconstruía arrancaba una nueva vida, no sin antes ir por venganza. Volvía con una nueva cara, muy parecida a la de las modelos de las revistas de aquella época, engañaba a su marido, lo enamoraba, y terminaba matándolo recuperando lo que era de ella.

Esta historia vino a mi cabeza en estos días después del estreno del «Cantando 2020». Karina, si bien en un comienzo se mostró hasta un poco temerosa ocupando el lugar de jurado, con el correr de las galas no sólo se impuso como la figura con más repercusión de los cuatro miembros, sino que también se cobró varias cuentas pendientes.

Le marcó límites a la Bomba Tucumana y le pasó todas las facturas que tenía guardadas a Brian Lanzelotta y Ángela Leiva. “A mí me han faltado mucho el respeto. Analicé a todos los participantes, sabiendo a qué se dedican y de dónde vienen. Fui pensando y recordando. Yo soy memoriosa, no rencorosa. Porque si fuera rencorosa vivirá con eso trabándome» y advirtió en declaraciones a La Once Diez/Radio de la Ciudad “yo soy correcta pero no soy boluda”.

Después de pasarla mal, Karina no se calla nada. Aprendió que uno de sus valores es ser frontal, directa, dice lo que piensa y no se queda con ningún vuelto. Es la figura del jurado del «Cantando 2020», imperturbable logró ponerle pimienta al certamen y subir los números del concurso de canto. Karina entendió todo.

 

 

Anuncios

Deja un comentario