Adiós Juan Carlos, le pertenezco

Allá por los 80, cuando todavía no existía ni internet, ni twitter, ni el on demand ni nada, los que amábamos la TV teníamos claro que se veía en el momento o nunca más. Cada tarde o noche nos sentábamos, antes sin control remeto y después con aparatito incorporado, a ver nuestra serie o programa…