Fredy Villareal habló de la imitación de la polémica

image2 (1)

El humorista e imitador Fredy Villarreal se refirió a la imitación que hace de Mauricio Macri en Showmatch y contestó las críticas del ex presidente Fernando de la Rúa, quien dijo que el personaje de Villarreal busca minar la autoridad del Presidente y que su personaje del ex mandatario radical ayudó a la caída del gobierno en 2001, al declarar que las afirmaciones de De la Rúa “son un poquito exageradas”.“¿Qué facultad tiene un panelista de decir si le gusta o no tal actitud del Presidente si un humorista no puede tomar un dato de la realidad para expresarse?”, manifestó.

 En diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad, agregó que “es imposible que un humorista, conductor o periodista tire abajo un gobierno”. “Si un presidente hace las cosas bien y lo perciben así, si hay trabajo y los chicos tienen para comer, no hay labor de un humorista que pueda desprestigiarlo; y si un gobernante no es tan bueno, jamás un humorista podría fogonear a favor suyo y llevar ese proceso adelante, porque si la gente no tiene para comer no hay humorista que lo pueda levantar”, alegó.

Y continuó: “Como soy caricaturista, tengo que exacerbar para suscitar la risa, pero es absurdo analizar la caricatura y llevarla al terreno de la realidad”. “Cuando el Presidente dijo que hay que ahorrar y se me ocurrió aparecer bien abrigado y con una vela en el confesionario no quiere decir que esté en contra de la medida tan acertada de decir que ahorremos energía, pero el cómo y en qué contexto lo dice al humorista lo habilita para hacer humor”, señaló, y añadió que “eso no quiere decir que uno quiera que el Presidente no lo sea más o que pasen otras cosas feas, ¡es humor!”, indicó.

Anuncios
 Además, aseguró que “hay ciertos códigos para saber qué temas tocar y cuáles no”. “Con Mauricio tengo un freno de mano permanenteporque tengo que medir mis expresiones; yo no me olvido de que es el presidente de la Nación y que mucha gente puede interpretar que mis trabajos son editoriales políticas y no tengo ganas de que eso suceda, entonces a veces tengo que sacrificar un excelente chiste porque podría poner a favor o en contra a Macri”. “Tiene que ver con la ética del profesionalismo y el no herir susceptibilidades”, afirmó.

Por último, Fredy comentó: “Nunca nadie me dijo lo que tengo que decir, respeto a todos mis colaboradores en guiones y si hace reir bárbaro, pero en ningún momento hay ninguna llamada de algún siniestro que diga: ‘Tenés que decir esto sí o sí’”. “No lo hubiese permitido nunca”, aseveró, y subrayó: “Trato de hacer reir, es lo único que yo quiero”.

 “No quiero fogonear ni a favor ni en contra de ningún gobierno”, finalizó.
Anuncios

Deja un comentario