La justicia como espectáculo: los talk shows de abogados en TV

La próxima llegada a la pantalla de Telefe de «Caso Cerrado», el famoso programa de Telemundo, no es la primera apuesta de la televisión argentina a los llamados «talk shows judiciales», ya hubo anteriormente, dos programas de producción nacional. Si no los viste, acá te los recordamos.
El primero se emitió durante 1997 en Canal 13 y lo condujo el fiscal Luis Moreno Ocampo, quien había oficiado como acusador en el recordado juicio de las juntas militares. El ciclo, con escenografía de corte judicial, se dedicaba a mediar entre pequeños conflictos de vecinos o familiares. Estuvo producido por Omar Romay y Ricardo Warnes y se emitía a las 13 horas. En sus comienzos logró promediar hasta 10 puntos de rating, en épocas donde el encendido de aire era otro. Luego, el mismo conductor y abogado terminó declarando: «Para mí Forum fue pasar del quirófano de alta complejidad a la sala de guardia de un hospital de la Matanza, era una experiencia muy extraña».

El segundo talk show judicial se emitió por América, en el año 2002, y lo condujo el mediático abogado Mauricio D’alessandro, se llamó «La Corte». El formato era similar al programa mexicano «La Corte del pueblo». Había un «juez componedor» que trataba de resolver conflictos entre partes, pero a diferencia del anterior ciclo, La Corte, introdujo muchos elementos mediáticos. Los casos que se presentaban eran insólitos y se incentivaba a los litigantes a discutir a los gritos. El caso más recordado que trató, fue el llamado «Tenencia de oveja y régimen de visitas». En la actualidad, algunos casos son todavía emitidos, a veces, por Bendita TV.

Anuncios

Si bien América prepara un programa , producido por Ideas del Sur con abogados conducido por Luis Novaresio, nada tiene que ver con este estilo de formato que vuelve por la pantalla de Telefe. Este género siempre ha funcionado muy bien en los Estados Unidos, hay que ver que recepción tiene el ciclo de la famosa abogada Ana María Polo en Argentina.

Anuncios

Deja un comentario