Matías Alé en «La Noche de Mirtha»: «La locura es hermosa»

Noche de competencia para Mirtha Legrand, que compitió con el homenaje a Rodrigo de Marley, y apostó a una mesa con personajes polémicos para abordar el tema de la inseguridad y la salud mental. Los invitados fueron: Cristian Ritondo, Ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, los periodistas Nicolás Wiñazki, Luciana Geuna y Baby Etchecopar y el actor Matías Alé.

El atragantado de la noche, sin dudas, fue el Ministro Cristian Ritondo, al que Mirtha le hacía una pregunta tras otra: «¿Qué pasa en la provincia de Buenos Aires con la inseguridad? ¿Qué medidas concretas van a tomarla para combatirla? ¿Ustedes saben que el estado actual de las cosas hace que haya justicia por mano propia? ¿Van a buscar a quienes están con la droga? Porque hasta las madres del paco saben dónde se distribuye. Ritondo, contestó: «Nos encontramos con muchos años de desidia y abandono. Estamos enfrentando al crimen que está más organizado que el Estado. Lo primero que hicimos es contar la verdad, porque para terminar con esto hay que enfrentar la realidad, pero no es algo que va a pasar de un día al otro. Ahora estamos capacitando y organizando a al policía, pero muchas veces la mafia está dentro de ella y en sectores políticos y judiciales. Vamos a lograr que vuelva a haber un Estado presente». El periodista Baby Etchecopar, que vivió un traumático hecho de inseguridad en su casa años atrás, opinó: «Yo lo que veo es que hay mucha hipocresía, todos podemos ver a muchos ex comisarios que ahora se sientan a opinar en la televisión y tienen casas en Punta del Este, en todos lados, es una vergüenza». 

Anuncios

El momento emotivo de la noche fue el testimonio de Matías Alé, que fue al programa acompañado de su madre: «Todavía no está determinado exactamente lo que me pasa, pero por el momento el diagnóstico es bipolaridad y el tratamiento que hago está encaminado a eso. Cuando tuve esos episodios yo pensaba que era Dios, es un delirio místico que hace que yo predique y bendiga, es como que se potencia la personalidad que cada uno tiene». Cuando Mirtha le preguntó si sufría en ese momento, Alé contestó: «No, la locura es hermosa, lo que se siente en ese momento es divino. En esas imágenes en que se me veía gritando atado a una silla era porque yo creía que mi mujer era la Virgen María y que la policía eran los malos que venían a dañarla. Creo que ella hizo lo mejor que pudo. Se estigmatizan mucho las enfermedades mentales, yo no tengo vergüenza y después de este segundo ataque estoy tomando el problema con responsabilidad. En mi caso había dejado de tomar la medicación porque me sentía bien, pero no es así, tengo que hacer un tratamiento de unos dos años. En la clínica me casé con una paciente que se llamaba Lucy, por una noche, ni bien llegué. Pero fuera de todo esto, en serio, me gustaría volver a enamorarme, por primera vez siento que estoy preparado».

Por otro lado, Luciana Geuna y Nicolás Wiñazki, además de adelantar que el programa de Jorge Lanata de mañana hablará de narcotráfico, opinaron sobre la misteriosa muerte del sacerdote Juan Viroche en Tucumán: «Por ahora todos los indicios indican que fue un suicido -afirmó Geuna-, pero el pueblo está convulsionado. Él combatía al narcotráfico y había recibido muchas amenazas, también está confirmado que había pedido un traslado urgente».
«La Noche de Mirtha» alcanzó hoy picos de rating de 12,5 pero sólo lideró por momentos. El menú fue salmón ahumado, papines con alcaparras y alioli de rúcula de entrada, matambre de cerdo y batatas a la miel de romero de plato principal y texturas de chocolates y cítricos de postre.

Anuncios

Deja un comentario