Silencios que hicieron mucho ruido 

Anoche llegó el final de lo que quizás sea uno de los últimos unitarios que veremos en la televisión. «Silencios de Familia» marcó una diferencia con su historia, con su manera de contar y sus actuaciones. El programa producido por Pol-ka para eltrece, protagonizado por Adrián Suar, Julieta Díaz y Florencia Bertotti , con Gloria Carrá, Marilú Marini y Fabián Vena propuso en sus 19 capítulos la historia de los Diamante. Los libros, claves en esta historia, fueron de Javier Daulte junto con la impecable dirección de Daniel Barone. 
En este último envío, y luego de dos años, fuimos testigos de los cambios por los que han atravesado los Diamante. La venta de la casa familiar y el cumpleaños de la abuela Noe funcionaron como último punto de encuentro y obligaron al recuerdo de momentos imborrables. La infidelidad, la insatisfacción, las mesas largas familiares, la hipocresía y la indecisión fueron parte de esta historia que llegó a su fin de manera cosecuente.

Párrafo aparte para la Elisa de Julieta Díaz que creó un personaje maravilloso con miles de matices. La vuelta de Marilú Marini a la televisión, la composición de Gloria Carra, Florencia Bertotti en un rol completamente distinto a los que nos tiene acostumbrados y Adrián Suar como el nexo de esta historia, fueron varios de los aciertos de la ficción.

Anuncios

En cuanto a los números, «Silencios de Familia» sufrió el mal de este tiempo, cambios de horarios, la competencia y la fuga de audiencia hacia la web, algo que debería tenerse en cuenta a la hora de pensar en el promedió final de los programas. La pregunta que queda flotando en el aire es si por los costos, este será uno de los últimos unitarios que veremos en tv. El capítulo final promedió 9,1 y más allá del rating hay que rescatar a este particular clan familiar como uno de los mejores programas del año en donde ya pareciera que no hay más silencios por callar.

Anuncios

Deja un comentario