Silvina Luna: «No estoy 100% bien, dependo de la medicación»

Hace pocos días la Cámara del Crimen confirmó el procesamiento de Aníbal Lotocki por mala praxis, lesiones y estafas por lo que, el «polémico cirujano», quedó a un paso del juicio oral. Hoy, Silvina Luna visitó el piso de «Intrusos», luego de regresar de los Estados Unidos, lugar donde se hizo una importante operación, que logró sacarle una gran parte del metacrilato que tenía en su cuerpo.

«Por suerte la operación fue un éxito -contó Silvina-, y si bien no pudieron sacarme todo el metacrilato que tengo, extrajeron todo lo que se podía. Es decir, no es que estoy 100% bien, tengo que seguir con un tratamiento, dependo de tomar medicación. Esto no se sabe hasta cuándo será así. De todas maneras, yo pasé por una etapa muy difícil donde tomaba muchísima medicación, pero ahora por suerte le dieron en la tecla».
Cuando le preguntaron por qué en algún momento había retirado la denuncia y después la volvió a hacer, Luna explicó: «Es muy difícil todo lo que me pasó, porque yo era una persona sana y de pronto me encontré con todo esto. Lo descubrí por casualidad, cuando me hice un análisis de rutina y salió el calcio alto, de ahí es una cadena que termina provocando problemas renales. Yo hice la denuncia pero después en el medio inicié un camino espiritual y no quería en mi vida, esa energía como de juicio, pero después entendí que lo tenía que hacer, que era importante y volví a hacer la denuncia. Fue difícil, porque además de los problemas de salud está lo que todos dicen, pero quiero aclarar que yo nunca arreglé nada con Lotocki ni recibí un peso de él. Ahora mi abogado es Fernando Burlando y él va a llevar adelante tanto la parte penal, como la civil. Nadie sabe todo lo que a mí me costó esto, trabajos perdidos, operaciones, remedios. Me parece tremendo que él siga operando, yo sólo soy la cara visible de un montón de víctimas, espero que la justicia actúe y en otro lado él también deberá pagar».
Por su parte, el abogado Fernando Burlando, explicó: «Yo represento a Silvina y a otras chicas que han sido víctimas de lesiones y estafas. Les pusieron en el cuerpo un producto distinto del que ellas pensaban. Los reclamos que ellas hacen no son desmedidos, además muchas tienen problemas de salud, así es que una sentencia condenatoria les haría muy bien a las víctimas».

Anuncios
Anuncios

Deja un comentario