Luli Salazar se quebró y explicó que no cree que pueda estar presente en el parto de su hija

Después del impacto general que causó la decisión de Luli Salazar, de convertirse en madre mediante el método de subrogación de vientre, con las aguas más calmas, finalmente Luciana Salazar se sentó este domingo en el living de Susana Giménez y habló de todo.

“Estoy muy sensible y somatizando todo -arrancó diciendo Luli-, todavía no le preparé el cuarto a Matilda porque tenía en vista una casa para nosotras, pero se cayó la operación, así es que estoy buscando. La verdad que el apoyo de mis padres en este momento es fundamental, yo me siento muy agradecida con ellos”.

Sobre su separación de Martín Redrado, Luli se sinceró: “Fue duro separarme de él, fueron muchos años. Además no es que nos separamos por sentimientos sino por cuestiones externas. Él no quería tener un hijo conmigo en este momento, por cuestiones familiares, y la verdad es que yo primero congelé mis óvulos y esperé, pero fue más fuerte mi deseo de ser madre”.

Luego, entre lágrimas, Luli confesó: “Cuando yo ya avance con esta decisión y firmé el contrato con la madre subrogante y demás, la situación entre Martín y yo se volvió inmanejable. Él no quería estar conmigo si yo tenía un hijo que no fuera de él”.

Por otro lado, Salazar aclaró los motivos que la llevaron a ser madre de esta manera: “Se dijo lo de la trombofilia y la verdad es que yo lo quiero aclarar, porque no es sólo eso y es claro que teniendo esa enfermedad, igual con cuidados se puede llevar adelante un embarazo. Hubo una serie de cosas que yo viví, una sumatoria de miedos que me llevaron a tomar esta decisión”.

En cuanto a la mujer que tiene a su hija en el vientre, Luli explicó: “Para mí ella siempre va a ser una mamá del corazón de mi hija. Incluso no sé si yo voy a poder estar presente en el parto, porque ella me dijo que si sólo podía estar una persona, le gustaría que estuviera su marido, no yo. Y la verdad, probablemente, sea una concesión que tenga que hacer. Ella sólo la va a tener ese ratito, porque a las 72 horas, más o menos, yo ya me la puedo llevar de la clínica, va a depender de si es prematura o esas cosas. Después para traerla a Argentina, supongo que tendré que esperar un poco más de un mes, por el viaje en avión”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s