“100 Días para Enamorarse” llega a la tele con más obligaciones que derechos

La llegada de “100 Días para Enamorarse” a la pantalla de Telefe le da un poco de oxígeno al panorama en crisis de las ficciones locales en la tv abierta. Se sabe ya que ésta no es la primera pantalla en la que los argentinos consumimos ficciones. En este tiempo en donde podemos ver ciclos de todo el mundo, con presupuesto y posibilidades mayores que las nuestras, el mercado local tiene que reinventarse de alguna manera.

Hace diez años, los canales líderes, emitían entre 25 y 30 horas semanales cada uno, entre unitarios y tiras diarias. Hoy sólo “Simona”, con buenos resultados de audiencia para los tiempos que corren, es la única ficción local en la tv abierta.

En este nuevo tiempo de consumir contenidos, llega a la pantalla de Telefe “100 Días para Enamorarse” con producción de Underground. Viene a ocupar el horario de “El Sultán” la ficción más vista de la tele en el último año.

“100 Días” tiene que medir, esa es su primera obligación: por un lado para escapar del fantasma de “Fanny La Fan”, producto que se levantó a los pocos días de su salida aire por bajo rating, y por el otro porque los buenos números le asegurarían un año en pantalla a una producción argentina en medio de una invasión de latas turcas. Es cierto que la ficción es el producto más caro dentro de una tv que hoy está plagada de programas de bajo costo lleno de panelistas.

La segunda obligación de “100 Días” es que la gente le diga sí, más allá de los resultados de audiencia. Eso se traduce en interacción en redes sociales, empatía con las historias y los personajes.

“Sandro, la serie” demostró que hay un público deseoso de ver productos locales, a una determinada hora si el contenido es atractivo. “100 Días” tiene la obligación de captar ese público para demostrar que la ficción nacional sigue viva, que podemos identificarnos con historias en nuestro idioma y que por sobre todas las cosas, sabemos hacerlo.

La tira tiene buenos actores, guionistas que han hecho programas exitosos en tv y, también la sapiencia de Underground, productora que el año pasado dio lo más interesante que tuvimos en materia de ficción: “El Marginal” y “Un Gallo para Esculapio”.

Hoy la manera de producir cambió: hay coproducciones con el Estado, pocas, o con empresas como Turner y Cablevisión, que luego estrenan esos ciclos en sus plataformas. El desafío de “100 Días para Enamorarse” será demostrar que la maquinaria sigue viva y que las latas son un recurso más presupuestario que de búsqueda de calidad dentro de nuestro mercado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s