La polémica frase con la que el doctor Luque se defendió de las acusaciones por el mal manejo de la salud de Maradona

Luego de tres horas de allanamientos dispuestas por la Justicia que investiga las causas de la muerte de Diego Maradona, el doctor Leopoldo Luque se defendió de las acusaciones que insinúan un mal manejo de la salud del diez.

El médico, en conferencia de prensa, respondió a todos los temas por momentos entre lágrimas pero usó una frase polémica para quitarse responsabilidad sobre la evolución de Diego luego del alta. «Yo fui el que lo llevó a la clínica. Yo soy médico, no un policía. Ya tenía el alta, él tenía que convencerse de mejorar. No había criterio clínico para llevarlo a un neuropsiquiátrico. Extendí todo lo que pude la internación. No me reprocho nada, estoy orgulloso de todo lo que hice por Diego. Se hizo lo mejor que se pudo».

Anuncios

Sobre el allanamiento a su clínica Luque admitió que «vinieron de un modo que uno no espera, me enojé, pero ingresaron, es su trabajo. Les dimos toda la información que necesitaban. Se llevaron la historia clínica de Diego con los registros que hice y teléfonos dispositivos electrónicos de todo tipo».

Tras ser imputado por “homicidio culposo” en la investigación por la muerte de Maradona, el médico aseveró que «Diego necesitaba ayuda, pero no había forma de entrarle. Todo el tiempo podía decidir. Me echaba de su casa y me llamaba. Esa era nuestra relación, de un padre y un hijo rebelde».

Finalmente, visiblemente conmovido, aseguró que no se reprocho nada. «Él quería una vida que era mala. Yo trataba de acompañarlo en todo, lo saqué a pelotear, lo quería traer a mi casa y era la vida de él. Extrañaba mucho a sus papás. Le cambiamos la vida y él se fue».

Anuncios

Deja un comentario