Nico Vázquez y Gimena Accardi dieron estremecedores detalles de lo que vivieron en el derrumbe de un edificio en Miami

Terrible tragedia se vivió en la madrugada de Miami, cuando se derrumbó parcialmente un edificio de doce pisos. Y, mientras la cancillería argentina continua trabajando en la búsqueda de los argentinos desaparecidos, hoy en “Los Ángeles de la Mañana”, revelaron detalles de la estremecedora situación que vivieron Nico Vázquez y Gimena Accardi que estaban en el lugar y, según expresó Mariana Brey, “se salvaron de milagro”.

“A la una y media o una y cuarto, cuando comenzó el derrumbe que fue en dos parte -precisó Ángel De Brito-, enseguida fueron los bomberos. Pero hay muchos desaparecidos, hay argentinos y uruguayos que están buscando, hay poca información oficial porque esto es así siempre qué pasa algo en Estados Unidos, no se dice la cantidad de muertos enseguida”.

Anuncios

Luego De Brito relató: “Si bien no era un edificio de los que alquilan departamentos para turistas, estaba repleto de argentinos que viven o estaban pasando vacaciones, como el caso de Nicolás Vázquez y Jimena Accardi, que les habían prestado el departamento”.

“Les voy a contar lo que vivieron Nico y Jimena, que están sanos y salvos -expresó De Brito-, no tienen nada por el derrumbe, sí Accardi se lastimó después, una vez que salió, tuvo un golpe, pero está bien”.

“Yo hablé con Vanesa Bafaro -explicó el conductor-, que es la jefa de prensa de este canal, e íntima amiga de la pareja, y habló con ellos hace un rato. Estaban en estado de shock y se salvaron por cinco minutos, esto es lo que dice Nico. Ellos estaban en el departamento 308, en el tercer piso, y la cochera está abajo a la izquierda del edificio, donde tenían su auto que, por supuesto, quedó aplastado”.

Asimismo De Brito precisó: “Ellos justo anoche habían salido a cenar, no es habitual que lo hagan porque Nico corre temprano y se quedan en la casa. Cuando volvieron dejaron el auto en la cochera, subieron al ascensor, pero cuando están subiendo el ascensor, por suerte, paró en el lobby. Cuando se abrió la puerta vieron humo, sintieron un viento y escucharon como un crujido fuerte. Por eso se dieron la mano y salieron corriendo”.

“Después ellos ya empezaron a escuchar los gritos -continuó el conductor-, Nico cuenta que ni podía ver a Jimena. Lograron llegar a la calle en medio del caos de la gente que escapaba. Cuando ellos llegan a la vereda de enfrente, el edificio se derrumba, en ese momento vuelven a salir corriendo y ahí es cuando Accardi se golpea con una palmera, pero fue atendida y está bien”.

Anuncios

Deja un comentario