35 años de Dinastía

cristal

Hace 35 años llegaba a la televisión una serie que se iba a convertir en ícono de los 80: Dinastía.

La familia Carrington, de la alta sociedad de Denver, expresaba un síntoma de ese tiempo en los Estados Unidos, millones y drama. Creada por el matrimonio Richard y Esther Schapiro y producida por Aaron Spelling, entre 1981 y 1989, la serie pasó por todos los estados, situaciones y hasta reemplazo de actores en un mismo rol de un año al otro.

Con este melodrama el canal ABC quería hacerle la competencia directa a Dallas, un drama del mismo estilo que estaba triunfando en CBS donde una familia tradicional se disputaba el poder del petróleo y que terminaría dos años después que Dinastía.

Durante las nueve temporadas las mentiras, los celos, abortos, secuestros, la traición, el sexo como se podía mostrar en los 80 y la ambición marcarán las tramas, y por supuesto nuevos personajes y relaciones: ex-esposas, hijos que reaparecen después de haber sido secuestrados de pequeños, hijos secretos, bodas por conveniencia, etc. Un auténtico culebrón con todo el glamour de la alta sociedad estadounidense. 

A diferencia del drama latino, en el que se asiste al proceso gradual que convierte a una empleada del servicio doméstico en la flamante esposa del galán de turno, en “Dinastía” sobra el dinero y éste convierte a los fieles en infieles, a los justos en pecadores y a los leales en traidores.

La primera temporada no fue exitosa, Blake ese padre de familia duro que tenía que convivir con un hijo gay en los años 80, cuidar de su esposa y llevar adelante su compañia, no convenció. Así que en la segunda temporada llegaría la verdadera joya de Dinastía: Alexis Carrington Colby.

alexis

La magistral Joan Collins, ex esposa de Blake, llegaría para dar vuelta a toda la familia.Y de un día para el otro, la serie muta, explota en ratings por las peleas entre Alexis y Krystle, la mujer de Blake llevada adelante por Linda Evans. La rubia y la morocha, la actual y la ex, la más educada contra la más guarra, eso eran ambas para Dinastía. ¿Quién no recuerda sus famosas peleas hasta llegar a arrancarse los pelos?

Como curiosidad el papel de Blake Carrington iba a ser interpretado por George Peppard, pero tras comenzar los primeros ensayos de la serie se buscó a John Forsythe, porque Peppard no se encontraba cómodo con la personalidad de su personaje. Una suerte, porque de lo contrario, el actor de Desayuno con diamantes no habría podido protagonizar  Brigada A. 

Dinastía fue nominada a los Globos de Oro desde 1981 a 1989 ganándolo en 1984 como mejor drama. En materia de ratings, la primera temporada pasó sin pena ni gloria, con la llegada de Alexis en 1982 entraron en el top10,  creció y creció hasta en la primavera de 1985, estrenando la 5ta temporada se ubicó primera liderando en todo Estados Unidos.

Cada tanto vale la pena darse una vuelta por Youtube para recordarla y si no la viste nunca, te vas a devirte con la tele de los 80.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s