A pura política Mirtha lideró la noche 

Noche política para Mirtha Legrand que apostó a una mesa para hablar, casi exclusivamente, de actualidad. Los invitados fueron: el escritor Álvaro De Lamadrid, los periodistas Nicolás Wiñazki y Willy Kohan, Teté Coustarot y el polémico militar retirado, Juan José Gómez Centurión, recientemente desplazado de su cargo de Director de la Administración General de Aduanas (DGA), por supuestas irregularidades en el ingreso de contenedores.

Por supuesto, con el escándalo de la Aduana en pleno auge, Mirtha fue directo a Centurión: «¡Qué semana que ha tenido! ¿Qué pasó, le hicieron una cama? ¿Quiénes, la mafia? ¿La está pasando mal? ¿Sufre? ¿Su familia como está? ¿Tiene miedo? ¿Va a seguir adelante?. El ex funcionario, contestó: «Yo estoy suspendido hasta que se aclare la situación, fue una operación que me hicieron, pegaron tres audios míos de whatsapp y los insertaron en una conversación falsa, esto me pasó porque yo venía expulsando al delito de la Aduana, me metí contra las estafas y el narcotráfico. Investigué las declaraciones firmadas por las importaciones y, en principio, ya encontré un fraude de casi 3 mil millones de dólares». Pero cuando el tema parecía zanjado, la Chiqui contraatacó: «¿Pero es verdad que usted facilitó que un amigo entre mercadería, existió ese hecho? , visiblemente incomodo, Centurión respondió: «no como lo cuentan y esa persona que mencionan era un empleado que tuve, no un amigo». Y, para terminar de atragantarlo le dijo: «¿Usted fue carapintada? ¿Le parece que está bien que usted haya sido designado para un cargo público y usted antes atentó contra la democracia?. «Si, fui carapintada, era muy joven, veníamos con todo el fervor de Malvinas y teníamos un enorme resentimiento contra la cúpula militar, en Campo de Mayo no quisimos atentar contra la democracia», explicó Centurión.

Anuncios

Uno de los temas del día, la llamada «Marcha de la resistencia», también estuvo presente en la mesa. «Ha sido un fracaso estrepitoso político, porque hoy quedó claro que la gente no está con la violencia, el PJ también ya se separó del cristinismo. Quedó Cristina sola con Bonafini y Quebracho. Ellos no son muchos, pero tienen dinero y medios de comunicación y por eso hacen ruido», opinó Willy Kohan. En tanto, Wiñazki, además de coincidir con Kohan, agregó: «Fue una marcha de la resistencia a ir presos, eso es lo que realmente fue, dijeron que era una marcha contra el hambre y ninguno de los políticos que estuvo ahí, hizo una obra para combatirlo».

Además, Álvaro De Lamadrid, presentó su libro «Plata Enterrada». «Yo viví 11 años en Santa Cruz -contó el escritor-, fui amenazado por el mismísimo ex presidente Kirchner que en ese momento tenía a Cristina al lado. Yo no tenía dinero, por suerte hubo gente que me ayudó a pagar una custodia para defenderme. La plata que está enterrada es la que no pudieron hacer entrar al circuito y, ahora, la van a utilizar para generar tensión y desestabilizar, porque Cristina necesita que a este gobierno le vaya mal para no ir presa».

El menú de la noche fue: dúos de ceviche de entrada, langostinos encocados con arroz blanco de plato principal y tarta de banano y chocolate con crema helada de postre. Con picos de 11 puntos, Mirtha lideró muy cómoda la franja. Promedio final 9,9.

Anuncios

Deja un comentario