Pico de la noche para la vuelta de las cámaras ocultas a Showmatch 

Las cámaras ocultas de Showmatch siempre fueron un clásico del programa. Grandes figuras del espectáculo se prestaron para ser parte de las distintas joditas para Tinelli. La vuelta de las cámaras ocultas llegaron de la mano de buenos números de rating, de hecho los 19 puntos fueron la marca máxima de la noche en TV.
En este caso, la víctima fue Federico Bal y la cómplice Pampita. La modelo le pidió al actor que fuera a su camarín y la broma tuvo que ver con hacerle creer que Ángel de Brito los había descubierto. 
La polémica jurado le planteó al hijo de Carmen Barbieri su preocupación por los rumores de romance mientras se le insinuaba esperando que caiga en la broma de la cámara oculta.
Al darse cuenta Pampita que la prensa supuestamente se había «enterado» del encuentro secreto en el camarín se descompensó. Fede Bal y la modelo fueron los protagonistas de la vuelta de un formato que siempre fue rendidor para el programa de Marcelo Tinelli. 
Showmatch fue lo más visto del viernes con 16,5 según la medición de Kantar Ibope Media.

Anuncios

Deja un comentario