Esposa Joven: La verdad desató la venganza

Si por un momento alguien pensó que la vida de Zehra y Melek estaba resuelta porque había terminado la farsa de Devran como un Kirman, nada más alejado. Como un espiral, las desgracias vuelven a envolver a madre e hija una y otra vez, y no logran dejar Harmanli.

Devran, lejos de aceptar su nuevo destino como hijo de Fatma e iniciar una vida lejos de todos, va por más. En primer lugar, intenta recuperar su posición económica. Instalado junto a Behiye, Leyla y Fatma en la casa de Zeynep, su hermana, logra con la ayuda de ellas robar las escrituras de la mansión y también lo engaña a Alí haciéndole firmar un poder sobre los bienes de los Kirman. En segunda instancia, no está dispuesto a dejar ir a Melek. Convencido de que ella empezara una nueva vida junto a Azad, en Estambul, y dispuesto a todo para evitarlo, pone en marcha un plan con consecuencias inesperadas, inclusive para él. Tiene la mala idea de involucrar a Alí y pedirle que se marche junto a Zehra y Cemal, para que al Melek no encontrar a su hija, no deje Harmanli.

Anuncios

Alí, está acorralado y desesperado. Su hermano Azad quiere inexorablemente que se entregue a la policía por el asesinato que cometió, pero él no está dispuesto. Sin saber qué hacer vuelve a caer en las drogas y, quien lo rescata de las calles es Devran, claro que sólo para beneficio propio. Le ofrece una fuerte suma de dinero si se esconde en una casa abandonada junto a Zehra y Cemal. Alí acepta y engaña a su esposa para que lo acompañe al abogado, así se divorcian y, en realidad, la secuestra. Una vez instalados en el lugar indicado por Devran, todo se sale de control. Cemal se enferma pero Alí no lo entiende y no deja que Zehra lo lleve al médico y, con la plata que le dio Devran para que vivan, se va a apostar nuevamente pero, esta vez, perdiendo una suma millonaria frente a un peso pesado del mundo de las apuestas, que no dejará que alguien le quede debiendo. Como consecuencia, siguen a Alí hasta la casa y secuestran a Zehra como garantía, hasta que Alí les pague lo que les debe, pero a él le resulta imposible juntar esa suma.

Zhera no logra salir del infierno pero, esta vez, parece que ha entrado todavía a uno peor. Los hombres a los que Alí les debe y que la secuestraron, parece que no sólo se mueven en el mundo de las apuestas, sino que también están involucrados con la trata de mujeres. Al ver ese peligro, y desesperada por volver con Cemal que está enfermo, Zehra intenta escapar, pero la atrapan y la vuelven a encerrar. Si nadie la rescata, ya hay un hombre mayor interesado en comprarla.

Azad y Melek estuvieron de aquí para allá buscando a Zehra, en principio sospechan que Devran tuvo que ver con su desaparición pero Leyla le ofrece una coartada así que responsabilizan sólo a Alí. Finalmente logran dar con la casa abandonada pero ya es tarde, sólo encuentran a Cemal, a quien llevan al hospital. Pero Zehra ya está secuestrada y Alí buscando dinero. La última imagen muestra a Melek llegando al lugar donde retienen a su hija y llamándola a los gritos desde la calle. ¿Logrará rescatarla o un nuevo infierno comienza para Zehra?

Anuncios

Deja un comentario