«Los familiares al poder: ¿nada cambia?», el informe de PPT

Este domingo Jorge Lanata presentó un informe titulado «Lo primero es la familia, el nepotismo al poder», la historia de los políticos que llegan al Estado y nombran a su familia en cargos públicos.

El periodista Iván Ruiz, opinó: «En la época del kirchnerismo, esto era una regla. Nombraban mujeres, primos, cualquier familiar y muchísimas veces no tenían ni preparación. Tal vez uno de los casos más emblemáticos sea el de Carlos Liuzzi, mano derecha de Zannini, que llegó a nombrar 22 parientes en distintas funciones dependientes del Estado. También, por supuesto están los conocidos casos de la pareja de Aníbal Fernández, la hermana de Karina Rabolini, la hermana y la madre de Andrés La Roque y, por supuesto, Delfina Rossi, hija de Agustín, que con 26 años integró el Directorio del Banco Nación, habiendo vivido la mitad de su vida en España».

Anuncios

Por otro lado, el diputado de la UCR de Santa Cruz, Héctor Roquel agregó: «En Santa Cruz sistemáticamente hay lugar para todos lo familiares de la ex presidenta, su nuera, sobrinos, cuñados y concuñados de Máximo, todos tienen puestos ya sea en los distintos ministerios o en la justicia»

Frente a esta situación, el diputado del PRO Lucas Incicco presentó un proyecto de ley para tratar de evitar estos abusos. «Mi proyecto -explicó Incicco-, contradice la cultura nacional, porque estos pasa en todas las provincias, pero yo tengo esperanza en que se vote favorablemente y se ponga punto final a esta situación».

Asimismo, el informe mostró que esta práctica no fue exclusiva del kirchnerismo, sino que también sucede en el gobierno actual, pese a haber sido muy crítico de estas situaciones. Así fue como se enumeraron algunos de los familiares de políticos que actualmente tienen cargos: Francisco Langieri Bullrich, hijo de la Ministra Patricia Bullrich, es funcionario en el Ministerio de Moderizacion; Rodrigo Loredo, yerno del Ministro Aguad, es presidente de ARSAT; la esposa y el tío del Ministro Frigerio también tienen cargos, al igual que el padre y el hermano de Marcos Peña o el primo de Martín Lousteau.

Jorge Lanata opinó que la única manera de cortar con esta situación es hacer que cada cargo político solo pueda ser ejercido por cuatro años, sin posibilidad de reelección. Según su razonamiento, esto evitaría que se formen camarillas.

Anuncios

Deja un comentario