Esposa Joven: La rebeldía de Zehra

La muerte de Azad marcó, sin dudas, un cambio profundo en la vida de los Kirman, pero nada parece ser suficiente para liberar a Melek y Zehra de las garras de la tradición. A pesar de los esfuerzos desmesurados de la maestra por huir de Harmanli junto a su hija, no lo consigue.

Esta semana Devran volvió al poder. A las pocas horas de finalizado el funeral de Azad, Behiye y Leyla arremetieron sin piedad contra Zümrüt y Nujin. Les mostraron los documentos que establecen que ellos son los dueños de toda la fortuna Kirman y las echaron de la mansión. Devran trató de mitigar los efectos de su estafa, y les ofreció a las mujeres permanecer en la casa bajo su poder, pero Nujin es demasiado orgullosa. Así que enfurecida y desilusionada se marchó a la casa de campo, mientras piensa como recuperar todo lo que le pertenece.

Anuncios

Pero, la sorpresa la dio Zehra que enfrentó a su madre. Viendo la caótica situación de los Kirman y ya sin la protección de Azad, Melek no quiso perder un minuto e intentó todo el tiempo marcharse a Estambul junto a su hija, pero sin su nieto. Por este motivo Zehra la confrontó: «No le haré a Cemal lo que tú hiciste conmigo, no quiero que él pase por esas cosas», le dijo firme Zehra a su madre. Le dejó en claro que no está dispuesta a abandonar a su hijo. Si bien lo rechazó en un comienzo, ahora lo ama y no quiere dejarlo. Esto complicó los planes de Melek porque la familia no quiere que se lo lleve. Ahora es un bebé, pero es el heredero Kirman y Nujin y Zümrüt esperan que el día de mañana, él haga justicia por todos. El plan de las mujeres es secuestrar a Cemal mientras duerme, junto a Zümrüt, y llevárselo, pero es muy difícil que puedan lograrlo.

Por su parte, Alí en la prisión comienza a tener flashbacks del día en que asesinaron a Azad. Frente a esta situación, y temiendo por él, Devran decide ayudar a Alí a salir de la cárcel, culpan a una persona del asesinato de Azad y el marido de Zehra queda en libertad. Lo que representa un problema extra para ellas, porque Alí se dirige a la casa de campo a ver a su hijo Cemal.

Además, esta semana se introdujo un elemento mágico en la novela: el fantasma de Azad. Que ayuda a Melek, advirtiéndole que tiene que marcharse pronto y persigue a Devran, para hacer que se sienta acorralado. ¿Lo logrará?

Anuncios

Deja un comentario