La serie de terror «Slasher» ya está disponible en Netflix

El género slasher está en pleno apogeo y, prueba de esto es que, al margen de las series que desde hace algunos años están en la TV como «Scream Queens» y «Scream», este año se estrenó la serie de terror canadiense, original de la cadena americana Chiller, llamada directamente «Slasher», que desde el pasado 1 de diciembre ya está disponible en Netflix su primera temporada completa.

La trama gira en torno al regreso de Sarah Bennett (Katie McGrath-Lena Luthor en «Supergirl») a Waterbury, su ciudad natal, a la vieja casa donde donde sus padres, Brian y Rachel, fueron asesinados en la noche de Halloween de 1988 cuando su madre estaba embarazada de ella, por lo que Sarah fue sacada del vientre de su madre muerta. A partir de su regreso al pueblo, se desata una ola de asesinatos provocados por un asesino llamado «El Verdugo» (The Executioner), que elige a sus víctimas siguiendo los pecados capitales. 
En medio de esa situación, Sarah, no sólo trata de detener al asesino sino que también intenta descubrir quiénes fueron sus padres y por qué fueron víctimas de ese horrendo crimen. Para esto, recurre nada menos que a la ayuda del asesino de sus padres, quien se encuentra en prisión y en 1988 también fue conocido como «El Verdugo», por lo que ella se enfrenta a un copycat.

Anuncios

La serie maneja muy bien las convenciones del slasher: tiene un asesino serial que usa una máscara y es guiado por un deseo de venganza; en los asesinatos, si bien varían en sus formas, están presentes elementos punzantes como cuchillos o machetes que provocan las clásicas puñaladas o incluso amputaciones; las víctimas no son del todo «puras e inocentes» y, por supuesto, «Slasher» tiene su «final girl», una joven que es perseguida por el asesino durante toda la trama y que es la única capaz de terminar con todo.

La primera temporada de «Slasher» consta de ocho episodios y cumple su función apostando al clasicismo. Es una ficción interesante, para los amantes del terror, con buenos sobresaltos y momentos de tensión. 

Anuncios

Deja un comentario