Se revelaron fuertes diálogos de whatsapp entre Fede y Barbie

Sigue trascendiendo información sobre la causa de denuncias cruzadas de violencia entre Federico Bal y Barbie Vélez. Ayer se conocieron los resultados de las pericias psicológicas sobre ambos y hoy, Ángel De Brito reveló algunos chats de whatsapp que la ex pareja mantuvo. En la causa constan todas las conversaciones que tuvieron entre 21 de febrero de 2015 y el 3 de mayo de 2016, por eso Ángel en su programa «Los Ángeles de la Mañana», leyó algunos chats de fechas aleatorias.

Barbie: «Me cagaste la vida con un hijo. Todos los que te conocen saben lo agresivo que sos. Me pegaste drogado y me dejaste sola con un atraso, hasta tu mamá dice que tomabas cocaína. Enterate por Twitter si tenés un hijo, aunque te chupe un huevo, lo único que te interesa es quedar bien con el medio. Ayer me quemaste la cabeza haciéndote el arrepentido y diciendo que querías volver, pero hoy ya me fallas de nuevo. Por momentos te odio, sos inestable, ¿no podés entender que me haces mal? Federico contesta: «Andá a ver a Sebastian o alguno que te presente Cande».

Anuncios

Otro diálogo que tuvieron, lo inicia Fede diciendo «Después de lo que pasó el sábado no voy a dejarte en mi casa sola, me da miedo». Barbie le responde: ¿De qué hablás? ¿De los moretones que tengo en el brazo? Ya no me interesás ni vos ni ella, ya hay fotos de ustedes». A lo que Fede, le pregunta: «¿Ya hay fotos?»

También leyó conversaciones en los que ella lo acusa de golpeador: «Me agarrabas del cuello, golpeador, para pegarme tenés huevos, bancatela «. Ante esto, Fede le replica: ‘Nunca te pegué, vos me diste vuelta la casa y me pusiste un cuchillo en la garganta». Y Barbie contesta: «¿Y vos me dejaste hacer todo eso?».

Por otro lado, el último chat es de Bal haciendo un descargo pero ya sin respuesta alguna de ella, quizás porque ya se habían bloqueado: «Me rompiste el teléfono, el reloj, el televisor y me prendiste fuego el piso de mi casa. Me arruinaste mi casa y vos lo sabés. No quiero problemas, no me vas a ver nunca hablando mal de vos pero no quiero tener nada más que ver con vos».

Esto es sólo parte de lo que consta en la causa y, además, hay que tener en cuenta que los dos podían sospechar que esto iba a salir a la luz en algún momento, por lo que la escritura puede tener segundas intenciones. La justicia tendrá que hacer un exhaustivo trabajo para poder encontrar la verdad.

Anuncios

Deja un comentario