El hijo de Pablo Escobar contó los secretos jamás revelados de su padre

Mariana Fabbiani volvió a conducir su programa en las tardes de Canal 13, y lo hizo con todo. Tuvo hoy un excelente rating entrevistando al hijo de Pablo Escobar, el fundador y creador del Cartel de Medellín, mejor conocido como «El Patrón del mal».

«Yo nací como Juan Pablo Escobar -contó el hijo del narcotraficante-, pero me cambié el nombre al de Sebastián Marroquín para salvar mi vida y poder acceder a derechos básicos como la educación y la libertad. Yo estuve acostumbrado desde pequeño a que los niños no los dejaban jugar conmigo pero por las noches sus padres hacían negocios con el mío. Antes había más discriminación. De todas maneras el nombre no me define, sí lo hacen mis acciones».

Anuncios

Escobar también contó: «Mi papá cuando yo era chico me dijo que era bandido y se dedicaba a eso. Yo lo veía en la televisión acusado de muchas cosas y él me explicaba por qué lo hacía. Yo le pedía que no ponga más bombas, pero él me contestaba que no había sido él quien inventó el narcoterrorismo. Para mí que te pongan una bomba no te da derecho a poner otra, yo muchas veces le he pedido perdón a sus víctimas. Pero crecí en un ambiente así, donde sus bandidos eran mis niñeras».

«Cuando mi padre cae -explicó Juan Pablo-, fue porque lo traicionaron su madre y su hermano. A mí todavía me quieren matar. Con mi madre hace 22 años que estamos en Argentina, los cinco primeros años fuimos NN, pero después nos empezaron a investigar. Mi mamá estuvo en prisión dos años y yo sólo dos meses, hasta que se dieron cuenta que lo único malo que teníamos era el apellido».

Escobar siguió contando: «Yo soy arquitecto, acá nos ganamos la vida, de esa plata que hizo mi papá no tenemos nada. No es que recibimos sobres por debajo de la puerta. En ese momento igual a veces teníamos cuatro millones de dólares en efectivo pero no podíamos comprar ni el pan porque estábamos rodeados».

Además, el hijo de Escobar fue muy crítico con los gobiernos americanos: «Siempre se cuenta una sola cara de la moneda, ningún narco puede tener tanto poder si no tiene alguna relación con las agencias internacionales como la CIA y la DEA. Es muy hipócrita que los americanos persigan a todos y nadie hable del Cartel de Miami o Nueva York. En la época de mi papá se usó la plata del narcotráfico para combatir el comunismo en América Latina».

Para finalizar, Juan Pablo afirmó: «Yo volvería a elegir a mi padre porque de él sólo recibí amor, eso es lo que nos daba puertas para adentro. Yo siempre digo que era el bueno de la familia. Aunque mi padre estuviera vivo yo siempre dije que no me iba a meter en ese camino porque es dinero maldito. El pasado violento se puede superar».

Anuncios

Deja un comentario