El tenso momento entre Mirtha y Novaresio: “No me mires raro”

Anoche Mirtha Legrand tuvo como invitados a su mesa a su nieta, Juana Viale, al actor mexicano Gael García Bernal, a Donato de Santis, Gaston Soffritti y el periodista Luis Novaresio. Y fue justamente con él que protagonizó un tenso momento en el programa.

Todo comenzó cuando ella inquirió a Juana y a Soffritti si estaban enamorados y luego se preguntó, al ver que las relaciones terminaban rápido, cuánto duraba el amor. Pero acto seguido se dirigió a Novaresio y le dijo: “¿Vos no hablás de tu vida nunca, no Luis?”. “Yo estoy enamorado de la vida”, contestó Novaresio parafraseando una respuesta que Juana había dado minutos antes.

Sin embargo, Novaresio expresó: “Yo no hablo por una decisión de mi familia, incluso, porque a ellos no les gusta mucho esta historia de la notoriedad, la exposición, y está bueno respetarlo”. Pero Novaresio dio vuelta la situación y le dijo a Mirtha: “Vos antes dijiste algo interesante, ¿cuánto dura el amor?”.

“A mí me duró toda una vida, más de cincuenta años”, respondió Mirtha, y ante el silencio de Novaresio le espetó: “No me mires raro”. “No, estoy escuchando atentamente”, explicó Novaresio. “Yo estaba enamorada de mi marido”, dijo Legrand. “Es maravilloso -agregó Novaresio-, en mis viejos pasó lo mismo y yo creo que cuando uno tiene una relación de tanto tiempo…¿nunca dudaste si el amor se había terminado?”. “No -contestó Mirtha con firmeza-, en ningún momento, el amor persistió siempre a través de los años, más de cincuenta”.

“¿Seguís extrañándolo?”, insistió Novaresio. “Sí, muchísimo, su compañía, porque era un referente y a veces quiero hablar, porque estuvimos en muchos festivales internacionales y quiero recordar la gente que hemos conocido y no tengo con quién hablar, pero esto le pasa a mucha gente, es la vida, pero no se olvida. Porque van naciendo otros sentimientos, la ternura, hasta el compañerismo, otros sentimientos junto al amor, no es una cosa sexual, son sentimientos inherentes al ser humano. Con muchos desencuentros, porque no era un lecho de rosas, ni nada que se le pareciera, pero era un hombre de excepcional”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s