Desde adentro: conocé todos los secretos de la grabación de “El Marginal 2”

Por Nilda Sarli

Si alguna vez pasaron por la experiencia de caminar por la vereda que rodea una cárcel, van a entender de q hablo, entren o no, automáticamente algo en el cuerpo se pone en alerta.

Febrero 2018. Carcel de Caseros, Pichincha 2100.

“Me invitaron a ver la grabación del Marginal 2 , es acá ? “ pregunto asomada a la puerta de entrada abierta de par en par, un guardia (nunca supe si era real o un extra) dice que si, y me señala como destino el fondo del pasillo.

Cables, cámaras, mas cables, luces, técnicos, actores, periodistas, todo queda desdibujado cuando esta rodeado de rejas.

Por más que este cada uno en lo suyo y lleven días trabajando, definitivamente nadie está cómodo o relajado ahí adentro.

No existe un solo rincón agradable.

Veo a Esteban Lamothe, esta vestido como Patricio, pero es Esteban, saluda y enseguida es cercano, hablamos de su personaje: “es denso estar acá, es imposible no pensar en las historias que se deben haber vivido en este lugar”, “cuando termino de grabar me ducho para no llevarme esta energía conmigo”, me dijo.

La cárcel de Caseros primero fue un correccional de menores varones (1870) y la prisión propiamente dicha se planifico en 1960, pero recién la inauguro Jorge Rafael Videla en 1979, desde el primer momento se supo q las condiciones para vivir ahí serian inhumanas.

Cerró definitivamente en el 2001 el año que conoció la fama con Tumberos. Catorce años más tarde regresó triunfal a la tele con el nombre de San Onofre, el penal más peligroso de los últimos tiempos.

Sabía que era imposible, y sin embargo pensé: “Me muero de angustia si tengo que pasar la noche acá”, pensé.

La curiosidad y la seguridad de saber de que me podía ir cuando quisiera, me hizo recorrer el lugar un poco mas confiada.

Llegué al reino del Sapo y lo primero que vi fue esa mezcla de sillón y trono con ruedas. En ese momento no entendí cuál era su utilidad, cobró sentido cuando Alejandro Ciancio, director de la serie, me explicó : “le dijimos a Roli Serrano (el Sapo), que su personaje iba desde Jabba the Hutt de Star Wars, Marlon Brando en Apocalipsis Now a un Emperador Romano, tenía que tener poder, magnitud, decidir sobre la vida de los otros desde las alturas”

Avanzo y me encuentro con el recinto de los Borges, la sala donde Ema (Martina Guzmán) y Rita (Veronica Llinas) recibían a los presos, una fila de camas flacas y mas detalles que cuentan la vida en prisión, todo el set prolijamente producido; salvo las rejas que lo hacen peligrosamente real.

La luz intensa del mediodía choca con la oscuridad de las paredes húmedas y feas, salgo al patio y desde ahí el cielo se ve sencillamente inalcanzable.

Muros inmensos custodian ese amontonamiento de maderas, colchones, cacharros, santitos varios, fotos,  mantas y banderas. Todo está tranquilo.  Sin los pibes de la Sub 21 lo recorro con la sensación de quien llega a un mundo abandonado y encuentra solo ruinas.

A Diosito lo encontré en las alturas. La acción se desarrolla en una suerte de terraza-techo que cubre todo el penal.. llegar hasta ahí, no fue fácil, subí por escaleras pegadas a la pared , esas en las que tenes que ayudarte con los brazos para trepar.

“Estamos trabajando sin modificar nada del lugar y podemos movernos dentro de un radio determinado para no correr riesgos”, me explica mientras me guía, uno de los productores de la serie.

Es verdad, hay que caminar con cuidado, y aun así sabes que no estás a salvo.

“Todavía tengo marcas de una reja en el abdomen” contó Claudio Rissi , recordando sus días agitados como Borges.

Los ocho capítulos de “El MARGINAL 2” llevaron 46 jornadas de grabación, contaron con mas de mil quinientos extras, y 10 locaciones incluida la Cárcel de Caseros.

“Y… un poco preso te sentis”, me dice Nico Furtado, “cuando estas esperando que te toque grabar, miras el lugar y podes sentir, imaginar por lo que pasaron los que realmente estuvieron presos acá”.

La segunda temporada es más violenta que la primera , “la historia lo pedía así y decidimos mostrarlo” dice Alejandro Ciancio , quien desde la dirección fue capaz de contar desde las escenas más crueles hasta el amor incondicional entre los Hermanos Borges.

“El MARGINAL 2” parece no tener limites, metió mas de 10 puntos en la TV Pública y ahora salta los muros de San Onofre y se larga a recorrer el mundo de la mano de NETFLIX .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s