‘ATAV’: La decadencia de Torcuato y una mala noticia para Lucía

Torcuato (Vicuña), el otrora intocable e inimputable, está acabado. No solo su aspecto personal deja mucho que desear sino que se ha vuelto más hostil, incluso con su propia hermana Alicia (Funes), con quien tenía un vínculo que escapaba a lo meramente fraternal. La palabra «traición» se repite una y otra vez en su algo desarticulado discurso, colmado de un odio visceral.

Cuando la policía irrumpa en su casa para llevarlo a declarar por la fuerza, Ferreyra buscará evitar la humillación y tomará a su propia hermana como rehén. No permitirá que lo apresen; antes bien, es capaz de matar a Alicia.

Anuncios

Mientras tanto, a las puertas de la mansión, la banda espera el momento cúlmine:  Torcuato esposado, abatido por completo, a merced de la verdadera justicia.

Raquel (Suárez) está harta de Trauman (Mirás). Increpará al cafishio para preguntar por el paradero de Mimí, la joven embarazada recién llegada al Varsovia. La respuesta del proxeneta descolocará a la polaca, que tendrá una reacción impensada.

Bruno (Baró) no sabe cómo comunicarle a Lucía (Chaves) que pronto se casará con Francesca (Sánchez). De hecho, la joven Morel cree que su amado busca retomar la relación con ella.

Por un descuido, Francesca se entera de que Manuel (Domínguez) tuvo un affaire con Pirucha (Rincón). Indignada, reprenderá a su cuñado e intentará que su prima se aleje de la familia

Anuncios

Deja un comentario