Volver homenajeará a Mirtha en el mes de su cumpleaños

Canal Volver presenta un nuevo Ciclo de Grandes y en esta ocasión homenajeará a Mirtha Legrand que el próximo 23 de febrero cumple años. Todos los sábados de febrero a las 13 hs. la señal emitirá sus mejores películas: La doctora quiere tangos (1949), María Celeste (1945), Soñar no cuesta nada (1941) y Esposa último modelo (1950). 

La doctora quiere tangos (1949)

Anuncios

Sábado 4 de febrero a las 13 hs.

Dirección: Alberto de Zavalía

Con Mirtha Legrand, Mariano Mores, Felisa Mary y María Santos

Luisa Soler, una joven y adinerada abogada, viaja a la provincia de Buenos Aires junto a su tía Totona. Allí conoce a un humilde compositor de tangos, Martín Salazar. El encuentro entre ellos crea confusiones con la novia del compositor y, tras varios momentos de tensión, él le pide a Luisa que aclare la situación con su prometida. Pero cuando la abogada decide hacerlo, ambos se dan cuenta que se aman.

 María Celeste (1945)

Sábado 11 de febrero a las 13 hs.

Dirección: Julio Saraceni

Con Mirtha Legrand, Pedro López Lagar y Eduardo Cuitiño.

 Una tormenta hace naufragar un barco y sus tripulantes consiguen llegar a una isla paradisíaca donde los hombres disputarán el amor de una única mujer.

 Soñar no cuesta nada (1941)

Sábado 18 de febrero a las 13 hs.

Dirección: Luis César Amadori

Con Mirtha Legrand, Silvia Legrand, Francisco Álvarez, Roberto Airaldi y Oscar Valicelli

 La historia de dos chicas sin parentesco alguno, pero físicamente iguales. Una es la tímida y educada hija de un estanciero que se está divorciando de su mujer, y la otra es una huérfana muy lista pero pésimos modales que vive en una especie de albergue.

 Esposa último modelo (1950)

Sábado 25 de febrero a las 13 hs.

Dirección: Carlos Schlieper

Con Mirtha Legrand, Ángel Magaña, Osvaldo Miranda, Amalia Sánchez Ariño y Felisa Mary

 Una joven millonaria busca un novio. Tiene un pretendiente pero le resulta muy aburrido. Una mañana, mientras desayuna, ella se enamora perdidamente. Pero es un trabajador y jamás admitiría casarse con una mujer que no pueda llevar la casa como corresponda. Por lo tanto la abuela, su nana y toda la servidumbre servirán de pantalla para convencerlo de que ella es una verdadera ama de casa. 

 

 

Anuncios

Deja un comentario